TRAS LA SENDA DEL CHOLO

El fútbol va evolucionando en base a las tendencias de los equipos ganadores. Ya hemos hablado como a lo largo de la historia los equipos que han ido ganando han marcado el camino a los siguientes que han llegado. Sin ir más lejos, el fútbol español con su “tiki-taka” puso de moda el buen trato de balón. Muchos otros equipos pusieron sus ojos aquí y lo copiaron. La Alemania de Joachim Low es digna heredera de nuestro cetro mundial.
En los últimos tres años, la tendencia ganadora la está marcando Cholo Simeone. Si miramos a los últimos diez años, comprobaremos como el argentino ha cambiado al Atlético de Madrid de ser un equipo depresivo y autodestructivo a ser un claro aspirante a todo.

El Cholo Simeone

El Cholo Simeone

Su idea de juego (la cual no comparto) tiene mucho de lavado de cerebro. Es decir, una labor psicológica por la cual cualquiera que se enfunde la camiseta rojiblanca debe defenderla con la vida si fuese necesario. Sacrificio, disciplina, entrega, pasión y algo de balón para llevar a los colchoneros a las puertas del máximo título continental. De este modo, no es raro que los equipos, salgan a buscar a un entrenador del mismo corte.
El Real Betis Balompié lleva diez años malviviendo los éxitos del Sevilla. Desde la última hornada de canteranos que levantaron la Copa del 2005, los verdiblancos no logran enderezar su rumbo. Caída a segunda división, tormentas institucionales y la incapacidad de lograr una estabilidad deportiva le han hecho buscar todas las opciones posibles para poder competir con el vecino.

Gustavo Poyet

Gustavo Poyet

Lo primero que ha hecho la directiva es buscar a un secretario técnico con cierto prestigio dada su exitosa labor. Torrecilla ha hecho un gran trabajo al frente de la secretaría técnica del Celta de Vigo. El segundo paso ha sido buscar un entrenador con un perfil “cholista”.
Gustavo Poyet fue un magnífico futbolista de club que hizo una histórica carrera en el Real Zaragoza. Formaba parte de la mítica plantilla que consiguió la Recopa de Europa del 95 en el Parque de los Príncipes. Una vez terminó su carrera como futbolista en Inglaterra dirigió a algunos clubes de la zona baja de la Premier.
Entiendo que el fichaje viene más avalado por su carácter de futbolista que por sus éxitos en los banquillos. Un jugador de entrega, carismático, con gol y un con un gran concepto de equipo.
Pero una cosa es el original (el Cholo) y otra cosa es buscar una copia. No sé cómo le irá, (por la parte que me toca, ojalá triunfe), pero que nadie espere un resultado exactamente igual y en el mismo tiempo. Cada entrenador, aunque con ideas similares, tiene su manera de ejecutar y sobre todo su manera de transmitir. No todos saben convencer a sus hombres para que ejecuten sus órdenes.

Deja un comentario