Si hace unas semanas nos planteábamos el futuro de Luís Enrique tras conseguir el doblete. Hoy nos planteamos qué pasará con Cholo Simeone tras la final de la Champions.
Sin duda, el argentino es el artífice del cambio de trayectoria del equipo rojiblanco. Hace una década era impensable que los aficionados colchoneros estuvieran en disposición de discutir con sus vecinos de la Copa de Europa.

Cholo Simeone festejando

Cholo Simeone festejando

Es verdad que la entidad del Manzanares, llevaba unos años instalada en la zona noble de la tabla. Sin ir más lejos, Quique Flores consiguió la Europa League antes de que llegara Cholo.
El argentino aterrizó en el Calderón en diciembre del 11 para sustituir a Gregorio Manzano. El equipo no levantaba cabeza y coqueteaba con los últimos puestos de la clasificación.

Cholo Simeone

Cholo Simeone

A partir de ahí, la historia del NUNCA DEJES DE CREER y del PARTIDO A PARTIDO la conocemos todos. Una Liga, una Copa, una Súper Copa de España, una Europa League y una Súper Copa de Europa. Como digo algo inimaginable hace apenas diez años. Con la dificultada añadida del constante cambio de piezas.
Pero después de cinco años y con el proyecto totalmente asentado y asimilado por todos en el club (jugadores, directivos y afición), la pregunta es ¿ha tocado techo el Cholo en el Atlético? ¿El haber perdido una segunda final continental, oportunidad única, no será una losa demasiado grande para la plantilla? Las posibilidades económicas del Atlético son las que son. Es decir, nunca podrá competir de tú a tú contra los grandes equipos europeos. Buena parte de su reconocimiento viene por ahí, por las dificultades con las que tiene que lidiar para estar a la altura de los mejores.
Por otro lado, España no tiene memoria. Una tercera temporada en blanco y le lloverán las críticas a su idea de juego. Ahora, Diego Simeone vive en la cresta de la ola de un club donde las tempestades son una forma de vida. Lo conseguido hasta ahora NO SE LO QUITARÁ NADIE, y siempre será la mayor LEYENDA ATLÉTICA por encima del querido Luís Aragonés.

Cholo de celebración

Cholo de celebración

Mi opinión, es que Cholo pedirá un esfuerzo económico al club para hacer una plantilla más competitiva si cabe. Pero la sombra de los grandes clubes necesitados y con más potencial económico siempre acechará. El Inter siempre fue su segundo equipo. El Milán necesita reverdecer laureles. En Inglaterra también hay millonarios dispuestos a poner a su disposición millones de €.

SUERTE: Encadenamiento de los sucesos considerados como afortunados o casual. Circunstancia de ser, por mera casualidad favorable o adversa lo que sucede. Así define el diccionario de la RAE la palabra suerte.

Memes Florentino Perez

Memes Florentino Perez amaño champions

Empiezo este comentario deportivo con esta palabra tras terminar la final de la Champions en Milán, en la que nuevamente el PUPAS vuelve a caer de manera lastimosa en su tercera final.
Las dos primeras fueron igual ante Bayern y Madrid. En la primera tuvo que jugar un segundo partido a las 48 horas ya que no existía prórroga y en la segunda en el tiempo extra se hundió estrepitosamente perdiendo 4-1. Anoche fue aún más dramática y dolorosa, pues en la lotería de los penaltis falló el decisivo, habiendo fallado otro durante el partido. Pienso que ganar una final en la tanda de penaltis no tiene la brillantez que hacerlo en los noventa minutos, pues no has sido mejor que tu adversario a lo largo del partido, pero esto está montado así y es la SUERTE la que decide quien saborea la miel del triunfo aunque no sea esta tan dulce.

Figo sacando bola Champions

Figo sacando bola Champions

Hasta llegar a la gran final te tienes que enfrentar al menos a tres equipos para poder acceder a ella y claro, depende como se porte el bombo en el sorteo (sorteo viene de suerte) y que rivales te tocan. No es lo mismo enfrentarse a la Roma que al Barça, ni al Bayern que al Wolfsburgo, pues estos han sido los contrincantes de los finalistas.
Para terminar decir que hubiera sido un fracaso acabar otro año en blanco para “los blancos” después del dispendio económico desembolsado y ver como otro equipo gana año tras año Ligas, Copas y alguna que otra Champions.

bolas calientes champions

bolas calientes champions

La suerte esa de las bolas calientes y los partidos de vuelta en cas algún día dejara de asistirte y serás uno más y no el más favorecido en los sorteos.
Sorteo viene de suerte.
Decía Miguel Muñoz entrenador por aquellos años del Madrid: “Desgraciado el que no tenga suerte en la vida.”

Ayer el Real Madrid se proclamó campeón de Europa por undécima vez en la historia y lo ha hecho con la ley del mínimo esfuerzo. Le bastaron quince minutos de superioridad sobre el rival para acabar levantando la orejona.
Por el contrario, los colchoneros, “…vaya manera de palmar…” que diría mi admirado Sabina, lo han vuelto a hacer. Han vuelto a perder otra final continental ahogándose en la orilla tras nadar contra corriente durante muchos minutos. Si en Bruselas cayeron derrotados en un partido de desempate y en Lisboa en el minuto 93, ayer en Milán, lo hicieron de una manera aún más dolorosa, por penaltis.

Milan Italia Gol de Ramos

Milan Italia Gol de Ramos

Tras la eliminatoria de octavos de final, comenté que pese al irregular estado de forma merengue, a poco que tuviera un poco de suerte con los sorteos podría ser campeón. Efectivamente, los sorteos sonrieron al equipo de Zizu. Limitándose a hacer lo mínimo han llegado a reinar en Europa de nuevo. Levantaron la eliminatoria al Wolfsburgo por un gol, al City con un solitario 1-0 (que se hicieron los ingleses en propia puerta) y ayer, como decía al principio, después de mostrarse superiores durante quince minutos se dedicaron a sestear y dejar pasar los minutos.
Los colchoneros decepcionaron. Después de una gran competición, demostrando una fe inquebrantable en sus posibilidades, anoche adolecieron de creencia. Durante todo el partido les faltó esa intensidad que les ha llevado a ser aspirantes. A algunos jugadores el partido les vino grande. Saúl Íñiguez, pasó desapercibido.
PAPELES CAMBIADOS.
El partido fue malo. No es que las finales suelan tener una calidad excesiva pero la cantidad de errores y la falta de intensidad de ambos equipos deslució un partido, por otro lado, emocionante. El estado físico de merengues y colchoneros no parecía el óptimo, de hecho varias sustituciones vienen provocadas por lesiones.
De salida, el Madrid fue netamente superior. Mejor plantado y más lúcido con el balón, tuvo la final perfectamente controlada. Una clara ocasión fue salvada in extremis por Oblak bajo palos. Bale se destacaba como una pieza fundamentental. Rápido y muy activo, se movía por cualquier posición de ataque. Benzema y Cristiano no tenían tanto contacto con el balón. Modric era el dueño bien cubierto por Kroos.

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo

El Atlético salió demasiado atenazado por la situación. La falta que precede al gol es evitable. El equipo estaba roto en medio campo. Gaby y Augusto, dos hombres de brega, no conectaban con Coke, que tenía que caer muy a la banda para recibir en condiciones. Saúl fue una sombra del jugador que se enfrentó a Barça y Bayern.
Pero tras el gol, los papeles se cambiaron. El Madrid dio un paso atrás y cedió el control del partido al Atlético, algo que casi le cuesta la vida. Los rojiblancos comenzaron a merodear el área madridista bien entrado el primer tiempo. Griezman comenzó a aparecer con cierto peligro aunque algo tímido.
El comienzo del segundo tiempo fue la clave del partido. A los dos minutos, Pepe (que anoche volvió a las andadas) derribó a Torres dentro del área. Griezman estrelló el balón contra el larguero y con él buena parte de las esperanzas atléticas. Pese a la advertencia, el Madrid se seguía recreando en su aura y seguía durmiendo. Durante los siguientes veinte minutos apenas ocurrió nada. Los de Zidane repelían sin problemas los inconexos ataques de los del Cholo faltos de punch y fe. Con el partido en un nivel de baja calidad, Gaby creció junto a Juanfran. Para entonces Bale ya había perdido fuelle y CR temía una lesión que le apartara de la Eurocopa.
Yannick Ferreira iba a convertirse en el hombre del partido en colaboración con Danilo (aquel por el que crucificaban a Benítez cuando lo ponía a jugar contra el Rayo). El belga hizo con el lateral encaje de bolillos. Le superó por arriba, por abajo, por un lado y por el otro. El Madrid pasó de un dulce sueño a una mala pesadilla. Y caprichos del fútbol, después de desperdiciar una triple ocasión para sentenciar el partido, el Atlético encontró la jugada del empate a falta de escasos diez minutos.

Antoine Griezmann llorando

Antoine Griezmann abatido

PRÓRROGA Y PENALTIS
La media hora de prórroga fue un calvario físico para ambos equipos. Las caras de sufrimiento y los estiramientos se sucedían en cada acción. Comenzaron a pensar más en quienes lanzarían los penaltis que quien podría rematar cualquier balón. La tanda fue una balón de oxigeno para un Madrid que había estado más cerca de perder en los últimos diez minutos finales que un Atlético que no había creído, según dicta el Cholo, en los ochenta minutos anteriores al tiempo extra.
La tanda, como todas, es una auténtica tortura. Un fallo prácticamente es definitivo. Pese a ello, los lanzadores acertaban con facilidad mientras los porteros se veían impotentes, Oblak especialmente. El decisivo, lo estrelló Juanfran contra el palo y Cristiano acertó. FIN DE LA CITA.
¿Y AHORA QUÉ?
Ganar la Champions lo justifica TODO, así que al Madrid poco que reprochar. Se dará por buena la destitución de Benítez aunque la falta de actitud fuera de la plantilla. La irregularidad del juego tampoco se verá como un problema ya que el objetivo se ha conseguido. Incluso la participación de Danilo se justificará como buena durante al final. La única duda es si Florentino permitirá a Zizu robarle algo de protagonismo.
En el Atlético la cosa es diferente. Dejar pasar dos oportunidades de proclamarse campeón de Europa no es moco de pavo. A pesar de la buena temporada, el Atlético lleva dos años en blanco, que sin ser un fracaso si es una decepción. Sobre todo por lo cerca que se ha estado en Europa. Antes o después el Cholo partirá hacia Italia (el Inter necesita un referente para ayer…) y ahora nadie tiene mejor cartel. La marcha de Simeone, se antoja de difícil sustitución en un club, históricamente autodestructivo.
Pues así acaba la temporada. España dominando Europa de principio a fin. ENHORABUENA A TODOS LOS CAMPEONES.

Hace un par de años, con motivo del mismo partido de la final de la Champions, escribí un artículo sobre el favoritismo. En él hablaba del favorito anímico y del favorito histórico. El primero era un Atlético de Madrid que se había hecho fuerte a lo largo de la temporada llegando incluso a proclamarse campeón de Liga. Anímicamente estaba varios puntos por encima de su rival y vecino.

Real Madrid Champions

Real Madrid Champions

Por el contrario, un Real Madrid que había flaqueado en las últimas jornadas perdiendo sus opciones al título liguero en un partido aplazado en Valladolid, rival éste que acabó descendiendo, era el favorito histórico. No le temblarían las piernas y sabía perfectamente que …HASTA EL RABO TODO ES TORO… y vaya si lo fue.
Al final, los merengues sumaron su décima Copa de Europa a costa de unos colchoneros que la volvían a perder en el descuento.
Han pasado dos años y volvemos a encontrarnos ante el mismo partido, pero con un escenario algo diferente. El Real Madrid ha llevado una trayectoria algo irregular en la temporada, enderezada en los últimos meses, sobretodo en la Champions.
Por más que le pese a algunos, la benevolencia de los últimos sorteos (y esto no es malo, simplemente es una realidad) ha ido generando una euforia en el equipo de Zidane.
Se ha plantado en la final con una “remontada” y eliminando al City. La primera ante el Wolfsburgo un media tabla alemán y el segundo ha acabado a demasiados puntos del Leicester. El Madrid se lo ESTÁ CREYENDO. (OJO, todo esto es una sensación personal en función a lo que percibo entre la afición merengue).

Atletico de Madrid champions

Atletico de Madrid champions

Al otro lado del campo, el Atlético de Madrid del Cholo Simeone. Ya pagaron la novatada hace dos años. Un equipo al que le vale un 1-0 para acabar con cualquiera encajó un gol de córner en el descuento. PECADO CAPITAL según la biblia cholista. A día de hoy, y tras eliminar a dos de los tres claros favoritos (Barça y Bayern), se VE SUPERIOR a su rival. Dudo que llegado el último minuto de partido y con el marcador a favor se le vuelva a escapar la orejona. (Al igual que en el caso del Madrid, esto no deja de ser una opinión personal.)
Dicho esto, un partido se puede decidir por un detalle y dar al traste con cualquier plan o guion preparado para el mismo. Ningún favoritismo te hace invencible, ni ganador, a priori, de nada. Ni el anímico, ni el histórico, ni verte, ni creértelo. Aun así, si tuviera que apostar lo haría por el Atlético, con el corazón y con la cabeza.

Real Madrid vs Atletico de Madrid Champions League

Real Madrid vs Atletico de Madrid Champions League

El fútbol va evolucionando en base a las tendencias de los equipos ganadores. Ya hemos hablado como a lo largo de la historia los equipos que han ido ganando han marcado el camino a los siguientes que han llegado. Sin ir más lejos, el fútbol español con su “tiki-taka” puso de moda el buen trato de balón. Muchos otros equipos pusieron sus ojos aquí y lo copiaron. La Alemania de Joachim Low es digna heredera de nuestro cetro mundial.
En los últimos tres años, la tendencia ganadora la está marcando Cholo Simeone. Si miramos a los últimos diez años, comprobaremos como el argentino ha cambiado al Atlético de Madrid de ser un equipo depresivo y autodestructivo a ser un claro aspirante a todo.

El Cholo Simeone

El Cholo Simeone

Su idea de juego (la cual no comparto) tiene mucho de lavado de cerebro. Es decir, una labor psicológica por la cual cualquiera que se enfunde la camiseta rojiblanca debe defenderla con la vida si fuese necesario. Sacrificio, disciplina, entrega, pasión y algo de balón para llevar a los colchoneros a las puertas del máximo título continental. De este modo, no es raro que los equipos, salgan a buscar a un entrenador del mismo corte.
El Real Betis Balompié lleva diez años malviviendo los éxitos del Sevilla. Desde la última hornada de canteranos que levantaron la Copa del 2005, los verdiblancos no logran enderezar su rumbo. Caída a segunda división, tormentas institucionales y la incapacidad de lograr una estabilidad deportiva le han hecho buscar todas las opciones posibles para poder competir con el vecino.

Gustavo Poyet

Gustavo Poyet

Lo primero que ha hecho la directiva es buscar a un secretario técnico con cierto prestigio dada su exitosa labor. Torrecilla ha hecho un gran trabajo al frente de la secretaría técnica del Celta de Vigo. El segundo paso ha sido buscar un entrenador con un perfil “cholista”.
Gustavo Poyet fue un magnífico futbolista de club que hizo una histórica carrera en el Real Zaragoza. Formaba parte de la mítica plantilla que consiguió la Recopa de Europa del 95 en el Parque de los Príncipes. Una vez terminó su carrera como futbolista en Inglaterra dirigió a algunos clubes de la zona baja de la Premier.
Entiendo que el fichaje viene más avalado por su carácter de futbolista que por sus éxitos en los banquillos. Un jugador de entrega, carismático, con gol y un con un gran concepto de equipo.
Pero una cosa es el original (el Cholo) y otra cosa es buscar una copia. No sé cómo le irá, (por la parte que me toca, ojalá triunfe), pero que nadie espere un resultado exactamente igual y en el mismo tiempo. Cada entrenador, aunque con ideas similares, tiene su manera de ejecutar y sobre todo su manera de transmitir. No todos saben convencer a sus hombres para que ejecuten sus órdenes.

ENHORABUENA al Atlético de Madrid que alcanza la segunda final de la Champions en tres años y tercera de su historia. Cholo Simeone ha conseguido virar la historia del club colchonero en apenas cinco años. Antes de su llegada nadie apostaría por ellos para ganar. A día de hoy pasan por ser uno de los equipos más fiables del mundo. El partido a partido lo ha llevado a las últimas consecuencias. De manera que sin mirar más allá del siguiente encuentro está escribiendo las páginas más hermosas de la centenaria historia atlética.

simeone1

El técnico argentino ha convertido a su equipo en una fortaleza casi inexpugnable. Su sistema defensivo es prácticamente un jeroglífico indescifrable para cualquier equipo. Todo pasa por el sacrificio físico y la concentración casi obsesiva de al menos 9 de sus jugadores. Detrás un Oblak inmenso, imbatible y hasta exasperante para sus rivales. Arriba unos porcentajes de acierto que rayan lo imposible. Ayer se acercaron DOS VECES por el área rival. El gol y el penalti fallado por Torres.

El partido en sí no defraudó. De salida, los alemanes salieron mordiendo. Robaron el primer balón a los cinco segundos, lo que hacía pensar que la eliminatoria pasaba, para los alemanes por hacer un gol muy pronto, y para los españoles por sufrir más que nunca.

Una falta en la frontal acompañada por un rechace de un defensor allanaba el camino a un Bayern que casi sin tiempo para respirar disponía de un penalti. Claro agarrón de Jiménez, a la vista de todos. Ese el momento clave del partido. De haber marcado el 2-0 el Atlético lo tendría todo perdido. Pero Muller falló. O si lo prefieren Oblak acertó. Este Atleti, capaz de convertir el más mínimo error del rival en un arma a su favor, se metió de lleno de nuevo en el partido.

Con 1-0 y la sensación de que estaban “vivitos y coleando”, los colchoneros ganaron el túnel de vestuarios. Por el contrario, la de los hombres de Guardiola debía ser muy diferente. Les imagino con la sensación de haber perdido una magnífica oportunidad de sentenciar a un rival con siete vidas.

En el segundo tiempo, con el Bayern volcado en busca de la sentencia…un robo, un pase al espacio y gol de Griezman. Una contra de manual ponía cuesta arriba el partido para los bávaros y despejaba la Via Piccolomini de acceso a San Siro para los rojiblancos.

El gol de Lewandoski ponía emoción a un partido a la altura de las expectativas. Cada uno con sus armas defendiendo sus ideales. El Bayern cercando el área rival, el Atlético achicando todo lo que sobrevolaba su espacio aéreo.

Como decía ayer, el partido, más allá de una semifinal de Champions, puede tomarse como un cambio de tendencia en un fútbol que cada vez va quemando más rápido sus etapas.

Simeone, ha sacado brillo al histórico catenaccio italiano. Ahora habrá que ver cuánto petróleo saca de ese ideal. Para los suyos ya es una leyenda.