LO QUE NO MATA ENGORDA

Desde hace varios años, la competencia Messi-Crisitiano acapara todo el fútbol mundial. La carrera por el Balón de Oro comienza a primeros de cada año y hasta el mes de noviembre, cada uno va aportando a su candidatura los méritos pertinentes.
Este año no será menos. Además de las competiciones de clubes han coincidido los títulos continentales de selecciones. En el primer apartado, el argentino esgrime otro doblete con participación determinante en ambos. El portugués aporta la consecución de la Champions, si bien es verdad, que durante el último mes, no tuvo la incidencia que suele tener habitualmente.

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi

Una lesión muscular en un partido de liga le hizo llegar muy justo y su aportación durante la final se reduce (casi exclusivamente) a un penalti en la tanda.
A nivel selecciones la cosa es algo distinta. O muy distinta, según se mire. En Estados Unidos, el 10 argentino tuvo una participación intermitente pero determinante. Es decir, no jugó todos los partidos, fue reservado, pero cada vez que saltó al campo fue para resolver la papeleta de su selección.
En Francia, el 7 portugués jugó todos los minutos disponibles aunque su actuación fue irregular. Durante los dos primeros partidos (Islandia y Austria) rindió muy por debajo de su nivel. Frente a Hungría y con su equipo sacando billete para Lisboa, anotó dos goles que anulaban la reserva.
A medida que avanzaban las dos competiciones continentales, el combate a los puntos lo ganaba claramente el argentino. Hacía y regalaba goles con la misma facilidad con la que se lanza un micrófono a un lago. Las críticas se cebaban con Cristiano y con el mal juego de Portugal que pasaba rondas con más suerte que calidad. Hasta semifinales, frente a Gales CR7 volvió a aparecer durante medio tiempo para abrir el camino hasta la final.
Para entonces, Leo Messi había vuelto a perder otra final con su selección y con ella su renuncia a la selección conmocionaba al país sudamericano, necesitado de dioses futbolísticos.

Cristiano Ronaldo Euro 2016

Cristiano Ronaldo Euro 2016

En EL PARTIDO, el capitán luso sufrió una entrada de Payet que le provocó una lesión fatal para su continuidad. Con setenta minutos (más la prórroga) por delante, Cristiano no jugaría la final de la Eurocopa. La imagen del crack madridista llorando sobre el césped ablanda el corazón de los más duros, hasta el punto que el triunfo final se asocia a su imagen doliente.
No vamos a negar a estas alturas quien es Cristiano Ronaldo, ni su calidad, ni su competitividad. Incluso aceptando el argumento de mi buen amigo Santana, de que sin su presencia Portugal no hubiera ganado (algo tan indemostrable como verosímil), no podemos dejar de reconocer que ha rendido muy por debajo de su nivel.

Messi Copa America

Messi Copa America

De hecho, la mala Eurocopa que hemos visto se debe a que los grandes cracks no han estado a la altura de sus posibilidades.
Hace unos años, CR ganó un balón de oro por su buena actuación en la repesca mundialista de Portugal ante Suecia, olvidando que se veía en esa situación porque durante la fase de clasificación no había estado tan bien. Quién sabe si las lágrimas por no poder jugar no sirvan para olvidarnos de su irregular actuación durante el mes anterior. Y es que LO QUE NO MATA ENGORDA.

Deja un comentario