FAVORITOS. EL QUE SE VE Y EL QUE SE CREE.

Hace un par de años, con motivo del mismo partido de la final de la Champions, escribí un artículo sobre el favoritismo. En él hablaba del favorito anímico y del favorito histórico. El primero era un Atlético de Madrid que se había hecho fuerte a lo largo de la temporada llegando incluso a proclamarse campeón de Liga. Anímicamente estaba varios puntos por encima de su rival y vecino.

Real Madrid Champions

Real Madrid Champions

Por el contrario, un Real Madrid que había flaqueado en las últimas jornadas perdiendo sus opciones al título liguero en un partido aplazado en Valladolid, rival éste que acabó descendiendo, era el favorito histórico. No le temblarían las piernas y sabía perfectamente que …HASTA EL RABO TODO ES TORO… y vaya si lo fue.
Al final, los merengues sumaron su décima Copa de Europa a costa de unos colchoneros que la volvían a perder en el descuento.
Han pasado dos años y volvemos a encontrarnos ante el mismo partido, pero con un escenario algo diferente. El Real Madrid ha llevado una trayectoria algo irregular en la temporada, enderezada en los últimos meses, sobretodo en la Champions.
Por más que le pese a algunos, la benevolencia de los últimos sorteos (y esto no es malo, simplemente es una realidad) ha ido generando una euforia en el equipo de Zidane.
Se ha plantado en la final con una “remontada” y eliminando al City. La primera ante el Wolfsburgo un media tabla alemán y el segundo ha acabado a demasiados puntos del Leicester. El Madrid se lo ESTÁ CREYENDO. (OJO, todo esto es una sensación personal en función a lo que percibo entre la afición merengue).

Atletico de Madrid champions

Atletico de Madrid champions

Al otro lado del campo, el Atlético de Madrid del Cholo Simeone. Ya pagaron la novatada hace dos años. Un equipo al que le vale un 1-0 para acabar con cualquiera encajó un gol de córner en el descuento. PECADO CAPITAL según la biblia cholista. A día de hoy, y tras eliminar a dos de los tres claros favoritos (Barça y Bayern), se VE SUPERIOR a su rival. Dudo que llegado el último minuto de partido y con el marcador a favor se le vuelva a escapar la orejona. (Al igual que en el caso del Madrid, esto no deja de ser una opinión personal.)
Dicho esto, un partido se puede decidir por un detalle y dar al traste con cualquier plan o guion preparado para el mismo. Ningún favoritismo te hace invencible, ni ganador, a priori, de nada. Ni el anímico, ni el histórico, ni verte, ni creértelo. Aun así, si tuviera que apostar lo haría por el Atlético, con el corazón y con la cabeza.

Real Madrid vs Atletico de Madrid Champions League

Real Madrid vs Atletico de Madrid Champions League

Deja un comentario