ESCUPIR CONTRA EL VIENTO

A menudo, nuestro orgullo nos puede y se nos olvida que si escupimos contra el viento las consecuencias pueden ser asquerosamente frustrantes. Esa es la sensación que debía tener ayer Cristiano Ronaldo a pesar de su clasificación cuando se enteró que un gol de Islandia en el último minuto hacía que el equipo con MENTALIDAD PEQUEÑA le adelantaba.
Descubrir a estas alturas a Cristiano Ronaldo es tan ridículo como NEGAR A MESSI. El portugués es un fuera de serie que ayer salió al rescate de su selección con dos goles, el primero un golazo. Pero su clasificación es como mejor tercera en un grupo de chiste. Hungría, Islandia y Austria no tienen una tradición contemporánea ni un nivel serio, pero lo peor que se puede hacer en el fútbol es menospreciar a un rival.

Messi Copa America

Messi Copa America

CR7, pese a las múltiples campañas mediáticas que nos tratan de endulzar su imagen, tiene el problema de la prepotencia. Su competencia con Messi le está llevando al límite de su aguante. Ayer desayunaba con el 10 albiceleste metiendo a su selección en la final continental y ofreciendo un golazo, para colmo de falta.
En el paseo matutino, no pudo contenerse y las pagó con la prensa. Lo de tirar el micrófono del periodista está fuera de lugar y demuestra su estado anímico. Por la tarde hizo lo que mejor se le da, JUGAR AL FÚTBOL. Su partido está a la altura de lo que se espera. Se echó el equipo a la espalda y lo metió en la siguiente fase.
Como decía, el grupo ha sido el de menor calidad de toda la competición. Portugal tiene una base de equipo en retirada, Quaresma, Carvalho, Pepe, Nani. Que además se encuentra en un estado de forma bastante discutible. Solo Cristiano mantiene el tipo. Ayer el partido ante los húngaros fue un cúmulo de despropósitos que bien pudo acabar como el rosario de la aurora si el poste luso no lo evita. Inmediatamente después del empate a tres, otro desajuste defensivo permitió al delantero magiar rematar a bocajarro ante el portero portugués.
Los últimos minutos fueron de “biscotto”, ese pacto no escrito por el cual ni te pego ni me pegas que permitía el pase de ambos equipos como primero y segundo. Pero en el descuento, un islandés de mentalidad pequeña hacía el gol de la victoria para su equipo, haciendo que el viento le devolviese a Cristiano lo que había lanzado, impactando en su frente.

Cristiano Ronaldo Eurocopa

Cristiano Ronaldo Eurocopa

CONCLUSIÓN:
Pese a ser tercera, Portugal tomará el camino fácil evitando a todos los cocos. Se enfrentará a Croacia que tampoco es ninguna perita en dulce.
Viendo el estado de forma de la selección lusa, el fin puede justificarle los medios. Es decir, bien pudieran encerrarse y esperar la ocasión de CR7.
Hungría e Islandia son dos chollos para cualquier cruce.
El grupo ha dejado mucho que desear, con un nivel ínfimo. Ayer en el partido Austria-Islandia se produjeron varias jugadas impropias del fútbol profesional, no en vano los islandeses no lo son.

Deja un comentario