EL DIEZ SE HACE SUBLIME

Hace un tiempo, escribí un artículo en esta página en el que hablaba de la distinta forma en que evoluciona el fútbol desde un punto de vista táctico y el punto de vista del jugador.
A nivel colectivo se ha evolucionado en zig-zag, es decir, los equipos han ido contrarrestando las corrientes ganadoras. A lo largo de los años se han ido sucediendo, casi de manera alternativa, el juego vistoso con el resultadismo. Al Madrid de Distefano le siguió el “catenacio” de Helenio Herrera, luego llegó el Brasil de Pelé y el Ajax de Cruyff. Vuelta a los orígenes con el fútbol alemán y la poca elaboración británica, etc.. Solo tenemos que echar un vistazo a la última Eurocopa para ver el último cambio de estilo.

Golazo de Messi en Champions

Golazo de Messi en Champions

A nivel individual, la evolución es más lineal. Desde Distefano hasta Messi, el jugador individual ha ido siendo más hábil, más táctico, más potente, más, más, más… De manera que, salvando las diferencias propias de cada jugador, podríamos decir que Leo es la evolución 5.0 de Don Alfredo.
SENTADO A LA DERECHA DEL PADRE. Dando por buena la afirmación anterior, el argentino del Barça es una mejora de la última especie, la de Maradona. Es verdad que las críticas más feroces son aquellas que achacan la falta de títulos de Messi con la albiceleste, pero por el contrario nadie habla que Diego a nivel de clubes nunca estuvo a primerísimo nivel. Si Diego es D10S, Leo se sienta a su diestra.

Maradona vs Messi

Maradona vs Messi

La historia de Messi en Barcelona es más que conocida. En busca de un plan de crecimiento que los grandes argentinos le negaron, el Barça crió en su cantera a un jugador excepcional que ha llegado a ser EL QUINTO GRANDE. Su crecimiento como futbolista no ha parado desde que alcanzó el primer equipo con Rijkaard de entrenador.
Al cuidado de Ronaldinho, Leo consiguió su cuota de protagonismo en la Champions de 2006 en París, pero su temporada de consagración fue la 08/09.

Lionel Messi

Lionel Messi

PEP, SU ÚLTIMO CUIDADOR. La llegada de Guardiola al banquillo azulgrana fue definitiva para que Messi alcanzara las cotas de excelencia que le vimos. Como si fuera un jardinero, Pep limpió de “malas hierbas” el Camp Nou para que el árbol Messi creciera alto y fuerte.
Ante la ausencia de Dinho y Deco, los galones del vestuario los heredaron Xavi, Iniesta y Messi, que rendían cuentas al capitán general, Puyol. El entrenador confeccionó un ambiente adecuado al argentino y le propuso una idea de juego en la que se (nos) divertiría (mos) de lo lindo.

Stats Messi vs Maradona

Stats Messi vs Maradona

Nos pusimos el cinturón, como el míster avisó en su presentación, y durante los siguientes años Messi se convirtió en Maradona durante más tiempo que el propio Diego, definición esta de FIEBRE MALDINI. Regates, paredes, pases, goles. Todo el virtuosismo de los más grandes para gozo y disfrute de un mundo que se frotaba los ojos.
Las hazañas de Messi, adornadas además con tres Ligas y dos Champions, en el trienio 2008-2011, se pueden considerar la sublimación del dorsal número 10.

Deja un comentario