EL DIEZ DEL PUEBLO

Tras su calvario en Barcelona, con enfermedad, lesión y multitud de encontronazos con todo y con todos, Maradona acabó recalando en Italia. No fue a parar ni a Juve, ni a Inter, ni a Milán.
El modesto SSC Napoli, pagó el multimillonario traspaso de la estrella argentina. La financiación de la operación siempre estuvo en vuelta en todo tipo de rumores, pero nadie se atrevió a señalar directamente a ningún sitio.

Presentación de Maradona en el Napoles

Presentación de Maradona en el Napoles

VUELTA A SUS ORÍGENES. Diego Maradona creció en una pequeña ciudad al sur de Buenos Aires (tengo la sensación de toda Argentina es Buenos Aires), muy humilde. Como en todos estos casos, miembro de una familia muy numerosa, desde muy niño comenzó a explotar su don futbolístico en la calle.
Su paso al profesionalismo y llegada a las grandes ciudades, Buenos Aires primero y Barcelona después, no le sentaron nada bien a su tren de vida. No supo adaptarse a un hábitat que le ofrecía de todo sin medida ni control.
Su llegada a Nápoles, una ciudad más cercana a su perfil, fue multitudinaria. Fue recibido como honores de jefe de estado, la población le acogió como a un libertador contra la tiranía futbolística y social del Norte, más rico y poderoso que el Sur.
Recuerdo que durante su presentación, en el estadio San Paolo, por las calles se organizó un cortejo fúnebre con tres ataúdes, con los escudos de los tres grandes, Juve, Inter y Milán.

Maradona en el Napoles

Maradona en el Napoles

LA REVOLUCIÓN NAPOLITANA. Apenas dos años antes de la llegada de Diego a Nápoles, el equipo no había pasado de la media tabla. Su primer año no fue excesivamente bueno, el equipo no pasó de la séptima plaza. Al año siguiente, Maradona tiró de los suyos alcanzando un esperanzador tercer puesto, meses antes de conquistar el campeonato del mundo en México´86.
A su vuelta, las tropas napolitanas con un Maradona en la cima del mundo al frente, puso rumbo al norte dispuesto a asaltar un título que nunca antes habían conseguido. Digo, al igual que había hecho con su selección, logró hacer campeón a un equipo, históricamente condenado a doblegarse al poder de los “grandes capos” del calcio.
Bajo su dirección el SSC Napoli fue uno de los grandes animadores del calcio. Entre la temporada 85/86 y la temporada 89/90 logró dos scudettos y una Copa de la UEFA, además de dos segundos puestos y un tercero. En marzo del 91, después de un partido frente al Bari, Maradona dio positivo por cocaína, ese fue su final.

Maradona en el Napoles

Maradona en el Napoles

EL NÁPOLES SIN DIEZ. Diego Armando Maradona, en Nápoles, son palabras mayores, el pueblo le sigue teniendo en un pedestal. En las calles hay grafitis con su imagen y el propio club retiró el número 10 de sus equipaciones. Nadie está a la altura de esa camiseta.
Durante las semifinales del mundial de Italia´90, entre la anfitriona y la albiceleste, el escenario fue el coliseo napolitano de San Paolo. La grada estuvo dividida, unos querían que ganase la azzurra, pero otros, muchos otros aficionados, estuvieron apoyando a su ídolo Maradona. Al final, Argentina derrotó a Italia en la tanda de penaltis y Nápoles lo celebró enfundada en una camiseta con el número diez, el 10 del pueblo.

 

 

Deja un comentario