EL DIEZ DE PELÉ

Una vez ha terminado la Eurocopa y el fútbol de competición tardará en llegar un mes, vamos a iniciar una serie veraniega. El año pasado montamos una secretaria técnica en la que fichamos a lo “mejorcito” de cada casa. Este año vamos a hablar de aquellos jugadores que convirtieron sus dorsales en un símbolos.
La numeración en las camisetas se comenzó a utilizar en el primer cuarto del siglo XX. Su principal función era la de identificar y colocar posicionalmente al jugador. Sería muy largo hablar de toda su evolución, así que nos vamos a centrar en quienes fueron los que hicieron de sus dorsales símbolo de un equipo.

Edson Arantes do Nascimento "Pelé"

Edson Arantes do Nascimento “Pelé”

EL ICONO PELÉ. Edson Arantes Do Nascimento, Pelé, para muchos (nuestro amigo Quique) es el mejor jugador de todos los tiempos, yo discrepo y ya hablaremos de eso. Lo que no cabe duda es que Pelé es el mayor icono de la historia del fútbol.
Tanto es así, que desde su aparición, su número quedó definido como el del mejor del equipo. Hace mucho tiempo leí un reportaje en la revista DON BALÓN que se titulaba; EL 10, EL NÚMERO DE LOS JUGADORES QUE PIENSAN. En la revista se hacía un repaso a todos los cerebros que llevaban el número 10 a su espalda. Esto nació con el mito Pelé, sin duda.
EL 10 DE BRASIL. Como he dicho, Pelé convirtió el número 10 en el dorsal que debía portar el mejor de cada equipo. Y es que su legado al fútbol es de los más impresionantes de la historia.
Asombró al mundo en el mundial de Suecia´58, cuando con tan solo 17 años acabó siendo la estrella del campeonato, primero de los tres que ganaría como líder de la “verdeamerelha”.

Edson Arantes do Nascimento "Pelé"

Edson Arantes do Nascimento “Pelé”

O Rei, era un jugador completísimo muy adelantado a su tiempo, en cuanto a habilidad y visión de juego, todo acompañado con unas condiciones físicas espectaculares. En el mundial de Chile´62, Brasil hizo doblete mundial. En Inglaterra, la defensa portuguesa fue a por él y le lesionó de cierta gravedad con lo que Brasil se volvió a casa muy mermado sin su participación.
LOS CINCO 10. Tal era la influencia del número 10 en Brasil que el equipo que se presentó en México´70 fue conocido como el de los cinco dieces, ya que juntaron a un quinteto de jugadores con garantías más que suficientes para llevar el peso de esa camiseta.
A día de hoy, todos los equipos del mundo reservan ese número para el mejor jugador de la plantilla, el encargado de tirar del carro, de resolver, de guiar a sus compañeros. Por supuesto, no todos los dieces son igual de buenos.
Sin duda alguna, la camiseta que más pesa de todo el fútbol mundial es el 10 de Brasil, el 10 de Pelé.

Deja un comentario