EL CHOLO ENGRANDECE SU LEYENDA

ENHORABUENA al Atlético de Madrid que alcanza la segunda final de la Champions en tres años y tercera de su historia. Cholo Simeone ha conseguido virar la historia del club colchonero en apenas cinco años. Antes de su llegada nadie apostaría por ellos para ganar. A día de hoy pasan por ser uno de los equipos más fiables del mundo. El partido a partido lo ha llevado a las últimas consecuencias. De manera que sin mirar más allá del siguiente encuentro está escribiendo las páginas más hermosas de la centenaria historia atlética.

simeone1

El técnico argentino ha convertido a su equipo en una fortaleza casi inexpugnable. Su sistema defensivo es prácticamente un jeroglífico indescifrable para cualquier equipo. Todo pasa por el sacrificio físico y la concentración casi obsesiva de al menos 9 de sus jugadores. Detrás un Oblak inmenso, imbatible y hasta exasperante para sus rivales. Arriba unos porcentajes de acierto que rayan lo imposible. Ayer se acercaron DOS VECES por el área rival. El gol y el penalti fallado por Torres.

El partido en sí no defraudó. De salida, los alemanes salieron mordiendo. Robaron el primer balón a los cinco segundos, lo que hacía pensar que la eliminatoria pasaba, para los alemanes por hacer un gol muy pronto, y para los españoles por sufrir más que nunca.

Una falta en la frontal acompañada por un rechace de un defensor allanaba el camino a un Bayern que casi sin tiempo para respirar disponía de un penalti. Claro agarrón de Jiménez, a la vista de todos. Ese el momento clave del partido. De haber marcado el 2-0 el Atlético lo tendría todo perdido. Pero Muller falló. O si lo prefieren Oblak acertó. Este Atleti, capaz de convertir el más mínimo error del rival en un arma a su favor, se metió de lleno de nuevo en el partido.

Con 1-0 y la sensación de que estaban “vivitos y coleando”, los colchoneros ganaron el túnel de vestuarios. Por el contrario, la de los hombres de Guardiola debía ser muy diferente. Les imagino con la sensación de haber perdido una magnífica oportunidad de sentenciar a un rival con siete vidas.

En el segundo tiempo, con el Bayern volcado en busca de la sentencia…un robo, un pase al espacio y gol de Griezman. Una contra de manual ponía cuesta arriba el partido para los bávaros y despejaba la Via Piccolomini de acceso a San Siro para los rojiblancos.

El gol de Lewandoski ponía emoción a un partido a la altura de las expectativas. Cada uno con sus armas defendiendo sus ideales. El Bayern cercando el área rival, el Atlético achicando todo lo que sobrevolaba su espacio aéreo.

Como decía ayer, el partido, más allá de una semifinal de Champions, puede tomarse como un cambio de tendencia en un fútbol que cada vez va quemando más rápido sus etapas.

Simeone, ha sacado brillo al histórico catenaccio italiano. Ahora habrá que ver cuánto petróleo saca de ese ideal. Para los suyos ya es una leyenda.

 

 

Deja un comentario