ANÁLISIS DE LA EUROCOPA DEL CAMBIO DE CICLO

Se acabó la Eurocopa Francia´16 y es momento de analizar el torneo. La UEFA modificó el sistema de competición para dar cabida a 24 selecciones. Entiendo, como ya he comentado en alguna ocasión, que el cambio geopolítico europeo demanda una actualización del fútbol. La adhesión de nuevas federaciones al organismo europeo obliga a este a satisfacer a todas ellas, por no hablar de los beneficios que genera este negocio en derechos televisivos. A más partidos más superávit, sobre todo con las audiencias que se manejan.
Creo que el número perfecto son 16 selecciones. Con el actual sistema de competición hay que recurrir a los mejores terceros para cuadrar la fase de octavos de final lo que perjudica, en mi opinión, el nivel cualitativo. Incluso me plantearía volver a los orígenes.
Meter la fase clasificatoria en un año, en vez de en dos como hasta ahora, después jugar una fase eliminatoria a doble partido en el siguiente año y clasificar para la fase final en un país anfitrión a 8 selecciones divididas en dos grupos, con semifinales y final como hasta el 92. Entiendo que esto choca frontalmente con el plan económico que comento más arriba.

Once Ideal Euro 2016

Once Ideal Euro 2016

EL GANADOR. Pues la Portugal de Cristiano se proclamó campeona de Europa, paradójicamente sin la participación de su gran estrella. No menos paradójico es que conquiste el título este año, cuando peor ha jugado.
En el 96 fue eliminada, contra pronóstico, por la sorpresa del torneo, Rep. Checa, cuando la generación de Figo, Baia y Rui Costa apuntaban directamente al título. En 2000 protagonizaron una de los grandes partidos frente a Francia en semis. Un gol de Zidane de penalti les apartó.
Y en 2004, fue Grecia la que les negó, en una final jugada en Lisboa con toda una fiesta organizada para celebrar un título que nadie dudaba que ganarían. Este año, cuando menos han brillado han hecho historia.

 

Portugal de celebración

Portugal de celebración

LA ESTRELLA. No se puede decir que haya habido un jugador al que catalogar de estrella. El gran aliciente era CR, pero su participación ha sido muy irregular, apareciendo puntualmente en dos partidos. La lesión a los 25 minutos le apartó de disfrutar del triunfo desde el césped.
Griezzman acaba como pichichi, pero el hecho de no ganar nos deja una sensación agridulce sobre el futbolista atlético. Por último, Hazard e Iniesta han sido perjudicados por las tempranas eliminaciones de sus equipos, pero sin duda, han protagonizado las mejores actuaciones individuales del campeonato.
LA GLORIA DE LOS MODESTOS. En el deporte, más allá del resultado, hay momentos de gloria particular que lo engrandecen. Todos hemos visto esas imágenes de la atleta desfachecida pero entrando en meta. Su gloria no estaba en ganar sino en el esfuerzo de terminar. En el fútbol podemos encontrar situaciones similares a poco que lo miremos con otros ojos más benévolos que los de los resultadistas.
Que Albania haya podido jugar este torneo, tiene mucho de esfuerzo en la sombra de su entrenador Paolo Di Biasi. Un trabajo que comenzó en 2011 cuando se hizo cargo de un equipo “comparsa” y lo ha llevado a competir con el mejor elenco del planeta fútbol cinco años después. Nadie se acordará de ellos dentro de un mes pero su participación tiene una importancia vital en que el FÚTBOL siga hacia delante.

Portugal ganadora Eurocopa 2016

Portugal ganadora Eurocopa 2016

Lo de Suiza tiene que ver con su idea de juego. Al final, no llegaron más lejos que otros equipos que jugaban peor, pero la satisfacción de hacer las cosas bien aunque no ganes está por encima del resultado, que desde su clasificación sabían que no llegaría más allá del cruce de octavos. Les ha faltado calidad en ciertas zonas del campo pero de seguir insistiendo sobre ese ideal no los descartaría a medio plazo. En Holanda, antes del año 70 el deporte principal era el béisbol, luego llegó Rinus Michels y se convirtieron en referencia mundial.
La épica corrió por cuenta de ISLANDIA. Al igual que Albania nunca se habían visto en algo similar. Su población apenas da para un partido de soltero contra casados, pero aún así ha escrito la página más espectacular del torneo. Con un gol en el último minuto ante Austria consiguió sobrepasar a Portugal. Luego puso en evidencia al fútbol inglés derrotándolo en octavos de final. Su participación es un ROTUNDO ÉXITO.
Por último, Gales cabalgó a lomos de Bale hasta las semifinales donde les apeó Portugal. Hasta allí su actuación, sin ser brillante (como la de ninguna), fue intensa. Con una idea muy rudimentaria, pasaron delante de Inglaterra en el grupo, superaron a Irlanda del Norte en octavos y a Bélgica en cuartos.

Iniesta y Modric

Iniesta y Modric

DECEPCIONES. En primer lugar la propia competición con Portugal como gran ejemplo. El fútbol conservador y poco valiente ha sido el gran triunfador. La falta de gol de los equipos ha sido determinante y las defensas han impuesto su criterio. Alemania, generó muchas más ocasiones que Francia en semifinales, pero les condenó la falta de acierto.
España. Después de levantar muchas expectativas nos dimos de bruces con la cruda realidad. Croacia nos ganó en un extraño partido cuando lo teníamos todo a favor. El no gestionar bien el resultado, con una ansiedad impropia de nuestros jugadores nos condenó a un partido a cara de perro contra Italia.
Los transalpinos saldaron las deudas contraídas en los últimos años con una intensidad y un planteamiento que nos descolocó por completo. Todo acabó afeado por las miserias de un vestuario que necesita abrir la puerta y oxigenarse.
Cristiano Ronaldo. A pesar de levantar el título no se puede decir que haya sido su mejor participación. No ha llegado en su mejor momento de forma. La temporada en el Madrid le ha exigido hasta días antes de la cita con su selección ya que la final de la Champions se jugó 12 días antes del comienzo de la Eurocopa. Su equipo ha estado esperando su gran actuación que finalmente no ha llegado. Al igual que Messi, Cristiano no rinde al mismo nivel con su selección que con su equipo.

Decepción selección española

Decepción selección española

FRACASO. Fracaso mayúsculo el inglés. Como comenté en su día, el fútbol más caro del planeta fue derrotado por otro semi profesional, lo que debería a replantear a los dirigentes hacia donde caminan. Inglaterra es favorita tradicional, ya que deportivamente es una selección menor. Desde 2002 no cuenta con una selección con ciertas garantías y en aquella ocasión se cruzó con el último gran Brasil, el de la triple R. Este año comenzaron con un buen fútbol y acabaron naufragando ante un iceberg.
CAMBIO DE ESTILO. Pues a estas alturas, prácticamente todos tenemos asumidos que estamos viviendo un cambio de estilo en la idea futbolística.
A lo conseguido por Cholo Simeone en los últimos años con el Atlético hay que unir este año la hazaña del Leicester en la competición más cara del mundo, la Premier. Así las cosas, la final de la Eurocopa fue un partido poco vistoso, donde Sisoko y su despliegue físico se impuso a la calidad de Renato Sánchez.
El famoso tiki-taka impuesto por España desde 2008 ha dejado paso a una idea más física y sacrificada. TODAS LAS MANERAS DE JUGAR, son perfectamente válidas, sobre todo cuando se acompañan de resultados, pero yo seguiré prefiriendo una buena elaboración a un juego directo.

 

Deja un comentario