120 MILLONES DE € PARA VENDER CAMISETAS

Como cada año por estas fechas, el mundo del fútbol se convierte en un mercado bursátil donde, unos tiburones sin escrúpulos, colocan al mejor postor jugadores muy por encima de su valor real.
Hace demasiado tiempo que el deporte rey vive una burbuja especulativa. Traspasos multimillonarios, contratos abusivamente altos, derechos de imagen desorbitados. No es de extrañar que a muchas personas, ajenas a esta pasión, les chirríe, e incluso les ofenda, oír hablar de estas cantidades. Pero a muchos de los que nos encontramos inmersos en esta afición también nos resulta chocante.

Pogba ficha por el Manchester United

Pogba ficha por el Manchester United

ROMPIENDO EL MERCADO. Hace justo 20 años, también durante unos Juegos Olímpicos, el FC Barcelona hacía saltar el mercado por los aires. Desembolsó 2.500 millones de pesetas (15 millones de €) por un fenómeno, Ronaldo Nazario. Antes también había roto otras barreras, como los 100 millones por Cruyff en el año 1974, o los 1.000 millones por Maradona en el 82.
En todos los casos, se pagaba calidad, sin entrar a valorar si la calidad futbolística vale ese dinero, se pagaba por un perfil de jugador MUY DETERMINANTE de cara a conseguir títulos.

Portada de AS dedicada a Pogba

Portada de AS dedicada a Pogba

Como digo, la operación Barça-Ronaldo-PSV, levantó una polvareda al instante. Acusaciones de inmoralidad, de locura, de indecencia, copaban las portadas deportivas. Pero el mercado ya nunca sería igual. Un año después, el Inter de Moratti con el patrocinio de Pirelli, doblaba la cantidad para hacerse con los servicios de brasileño. Sus representantes se embolsaron un 10% cada uno de cada una de las operaciones. Es decir, de aquellos dos traspasos, 800 millones de pesetas iban en comisiones para dos tipos que no exponían lo más mínimo.
MODELO FLORENTINO. La llegada del siglo XXI vino de la mano de Florentino Pérez y su proyecto económico-deportivo (importante el orden de las palabras para priorizar las actividades).
Su primer bienio de mandato se caracterizó por la era galáctica. Figo, 60 millones de €, Zidane, 70 millones de €. Dos futbolistas de calidad contrastada a precios desorbitados.

Ronaldo Nazario en el Barcelona

Ronaldo Nazario en el Barcelona

Durante su segundo mandato, fichó a Kaká por 60 millones de €, cuando unos años antes, y siendo un prometedor jugador, no lo hizo porque su nombre no era comercial…
En la actualidad, el motivo principal para un fichaje es el VENDER CAMISETAS. Entendiendo esto por la negociación de todos los patrocinadores del club de otra manera sería imposible. Una camiseta cuesta unos 100 € (en la Europa occidental), el margen de beneficio no es el 100%, de ese margen el club no se lleva el total, una parte es de la marca. Y hay que tener en cuenta que en el mercado asiático se consigue la misma prenda (calidad y acabado) un 75% más económica, de manera que, ¿cuántas camisetas tiene que vender un club para amortizar un fichaje?
Los presidentes (dueños) de los clubes son propietarios de otras empresas, de manera que en algunos casos se hacen operaciones estratégicas de cara a la otra actividad del magnate.

La operación James por el Madrid, un equipo que tenía más que cubierta la demarcación del jugador colombiano, tiene mucho de guiño publicitario al país cafetero donde ACS tenía varios proyectos por conceder.

Presentación Luis Figo Real Madrid

Presentación Luis Figo Real Madrid

PRODUCTO DE MARKETING. El fichaje de Paul Pogba por el Manchester United por 120 millones de E (20.000 millones de pesetas), no es una operación deportiva sino económica. El francés fue Red Devil en su juventud y fue desechado porque deportivamente no aportaba nada nuevo. Se marchó a Italia, en la actualidad un fútbol menor, donde la Juve, su destino, lo ha ganado todo sin despeinarse en el último lustro.
Pogba no deja de ser un producto de marketing. Su físico, su peinado, su estética, y ahora, su valor de mercado, todo es un diseño. Durante la Eurocopa no ha aportado más que Kanté o Sisoko. No ha estado a la altura de su supuesta calidad. Con su equipo, la Juventus, tampoco tiene ninguna actuación memorable. Eso sí, pasará a ocupara todas las vallas publicitarias de Inglaterra y algún que otro anuncio.
¿Quién no recuerda aquel anuncio de Pirelli donde Ronaldo encarnaba al cristo del corcovado con la planta del pie recauchutada como un neumático? La potencia sin control no sirve de nada… era el lema.

Deja un comentario